La muerte de Bin Laden en las redes sociales

GD Star Rating
loading...

En esta nueva era de la tecnología las cosas cambian a una velocidad impresionante; pero de qué hablamos cuando hablamos de velocidad? A partir del 1 de mayo, lo que aprendimos en la escuela fue suplantado por una nueva fórmula. El día de la muerte de Osama Bin Laden en manos del ejército americano ha traído una nueva unidad para medir la velocidad: tweets/segundo. Ese fue el día en que se produjo el segundo acontecimiento más “veloz” en internet y el primero en tráfico en la historia de Twitter. La noticia de la muerte de Bin Laden viajó a una velocidad de 4.000 tweets por segundo. Esto significa que viajó más rápido por ésta red social que por los otros medios de comunicación o redes sociales.

Si bien ya era sabido que Twitter era una forma de contar los hechos en tiempo real, seguramente nadie se hubiera imaginado que la acción militar más importante de la última década iba a ser retransmitida en tiempo real por una red social! Este “periodista ciudadano”, quien fue el relator al mundo de este hecho, ni siquiera sabía que se trataba del operativo de muerte a Osama Bin Laden. Él simplemente “twiteaba” lo que estaba sucediendo en ese momento en su ciudad, Abottabad.

Sohaib Atar es el nombre del relator de tan singular hecho, técnico en informática, declara estar “tomando un respiro de la carrera sin fin (lo que en inglés se llama ‘rat race’ en referencia a las ratas que corren en jaulas giratorias, sin parar y sin llegar a ningún sitio) escondiéndome en las montañas con ordenadores”. Es que hasta el 1 de mayo Abottabad era denominado según @BurhamULhaq, como “uno de los lugares más pacíficos de la Tierra”, por lo que Bin Laden “hizo bien en esconderse allí”.

Este singular día Abottabad, se alejó de la tranquilidad que lo caracterizaba hasta entonces, y así lo revelan los tweets de Atar. A la una de la madrugada, hora local, cuelga el primer tweet: “Un helicóptero en el aire, cerniéndose sobre Abottabad a la una de la madrugada. Es raro”. Después, empieza a bromear: “Lárgate helicóptero, antes de que agarre mi matamoscas gigante”. En el siguiente ‘tweet’ relata con preocupación: “Una gran explosión hace temblar las ventanas. Es en el cuartel de Abottabad. Espero que no sea el inicio de algo malo”.

Atar pronto informa de que “un avión sobrevuela” la ciudad. Cinco horas después, presumiblemente en las primeras horas de la mañana de Pakistán, habla de “rumores interesantes”. Y dos horas más tarde un taxista le cuenta que “el Ejército ha acordonado el área del accidente y está haciendo registros casa por casa”. Poco después, indica que “dos de los helicópteros que iban con el que se estrelló eran Cobras extranjeros, y se han ido”, estos helicópteros y los Navy SEAL (las fuerzas especiales más selectas de la Armada), según los rumores que circulaban luego en la madrugada por los ‘twitter’ pakistaníes, eran los responsables de la muerte de Osama Bin Laden.

Atar deja claro que la operación contra el fundador de Al Qaeda, Osama Bin Laden, fue más grande y probablemente llevó más tiempo del que la versión oficial da a entender. De sus afirmaciones parece deducirse que las Fuerzas Armadas paquistaníes jugaron un apoyo decisivo en la misión. En todo caso, y pese a sus quejas por el interés de los periodistas, a las 9 de la mañana del lunes seguía twitteando.

GD Star Rating
loading...
Sea Sociable, Comparta este artículo!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.