Aprender de tweets que salieron mal

Twitter tiene más de 145 millones de usuarios, por lo tanto es una plataforma en la que cualquier error puede ser de suma importancia para las marcas que utilizan esta red social como herramienta de marketing online. Llama mucho la atención que incidentes de este tipo sigan ocurriendo cuando Twitter ya se ha consagrado como herramienta de marketing online.

Pero hay errores que se pueden subsanar y marcas que han aprendido cómo utilizar cualquier publicidad, buena o mala, en su beneficio, actuando rápido y manteniendo una estrategia sólida. A continuación les presentamos 3 tweets que salieron mal y su debida disculpa logró subsanar el error cometido:

1. Cruz Roja: Una empleada de Cruz Roja, creyendo que estaba en su cuenta personal de Twitter, publicó un tweet entusiasmada porque habían encontrado más cervezas y publicó que se estaba emborrachando. La Cruz Roja, en lugar de publicar una disculpa convencional, aligeró la situación y sus seguidores empezaron a etiquetar sus tweets con el hashtag #gettinslizzerd que había publicado la emleada. Después Cruz Roja envió una nota calurosa y auténtica agradeciendo a sus seguidores su comportamiento después de error.

2. Aflac: Aflac despidió a su portavoz Gilbert Gottfried después de publicar algunos chistes demasiado crudos sobre el terremoto de Japón en su Twitter personal. Un vicepresidente de la compañía se apuró en declarar que los comentarios de Gottfried sobre lo que vivía Japón faltaban al humor y no representaban el sentir de nadie en Aflac. A la mañana siguiente, Gottfried también pidió perdón asegurando que no pretendía faltar el respeto. Algunos bloggers criticaron duramente a Gottfried por haber tardado en pedir perdón, haciendo que Aflac se mantuviera como trending topic en Twitter por muchísimo tiempo después de que se hiciera público el escándalo.

3. Microsoft: Microsoft también está relacionado con un tweet sobre el tsunami de Japón. En la actualización de la compañía después del terremoto se podía leer que por cada retweet que se hiciera, ellos donarían 1 dólar, hasta alcanzar los 100.000. Aunque era un tweet que no tenía mala intención, los usuarios creyeron que se trataba de una estrategia para promocionarse. Microsoft no tuvo otra opción más que pedir perdón y donó los 100.000 dólares sin los retweets requeridos.

Hay que tener mucho cuidado hoy en día, ya que los consumidores se muestran desconfiados ante las grandes marcas y no dudan en deshacerse de una compañía que no parezca auténtica, lo que puede repercutir duramente. Aunque sean tweets bien intencionados hay que tener mucho cuidado con la redacción, ya una simple palabra en el lugar equivocado puede dar una mala imagen de nuestra empresa y acabar con logrado a través de las estrategias de marketing online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.