Claves para no ser considerados spam

Si bien se ha notado un descenso en la cantidad de spam que se recibe en las bandejas de correo electrónico (cerca del 80%) respecto al año pasado, no hay que relajarse.

Este descenso se ha producido, entre otras cosas, porque algunas de las grandes redes encargadas de enviar el spam han desaparecido. Pero, aún así, se puede hacer más para evitar el spam.

Ante esta situación, te ayudaremos para que sepas realmente la diferencia entre el email marketing y el spam, siendo consciente de que, si no se tienen en cuenta ciertos aspectos en las campañas de email marketing, cualquiera puede ser considerado un spam.

Recordando sólo algunos detalles, podrás mejorar tu email marketing y así los destinatarios podrán acceder a tu mail sin considerarte spam.

Bases de datos: Cuando una empresa hace email marketing de la manera correcta, significa que está enviando emails sólo a aquellas personas que han dado su consentimiento. Además, es importante que se cuente con una base de datos que nos permita elegir de forma fácil cuál es el público objetivo para cada acción.

Segmentación: Una buena campaña de email marketing es dirigida a destinatarios que han sido previamente segmentados según diversos criterios (edad, situación geográfica, objetivo del envío, etc.). Una buena organización de los contactos hace la información más efectiva.

Frecuencia del envío: Es importante que no se manden de forma constante, lo ideal es enviar los emails cuando se tenga algo interesante que decir.

Identificación del emisor: Una empresa que trabaja con email marketing siempre se identifica porque de esta manera le genera confianza al destinatario. No olvides establecer siempre un remitente para acercarte a tus contactos.

El asunto: Las empresas que envían email marketing deben utilizar frases cortas y explícitas, que sean comprensibles de manera rápida.

El contenido: Los filtros antispam analizan el contenido de los emails en busca de indicios que delaten que el mensaje es un spam. Por esto es que la personalización de los correos es una excelente estrategia para que nuestros emails no acaben en la carpeta de spam.

Archivos adjuntos: Evítalos. Sólo aumentan el peso de tus mensajes y muchos servidores bloquean este tipo de emails. En su lugar, integra el contenido del adjunto en el mensaje o ponlo online con un link en el mail. Esto permite, además, que conozcamos quien hace clic para abrir el documento.

Link de baja: Siempre debemos proporcionar a los destinatarios la opción de que dejen de aparecer en tu base de datos mediante el enlace de “baja”. No se debe temer a incorporar esta opción, que simplemente es un método para llegar al target de principal interés para la empresa y brindar mayor confianza y respeto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.